Asi queda demostrado

$690,00

Si la luna fuera de queso, los ratones habrían viajado allí… y después los gatos –persiguiendo a los ratones– y luego los perros –persiguiendo a los gatos–. Pero cuando el hombre pisó la luna vio que allí no había ni ratones ni gatos ni perros. Eso demuestra que la luna… no es de queso.

de Nicolás Schuff y Pablo Picyk

Editorial Ojoreja

Compartir: