Al agua patos

El lobito no acaba de irse a bañar por mucho que su mamá loba le llame. Se pone desde las aletas hasta las gafas de bucear… ¡y solo es para ir a la bañera!

Autor: Emile Jadoul

Editorial: Edelvives

Compartir: