Rojo o porque el bulling no es divertido

Todo empezó como una cosa sin importancia. Pablo se sonrojó y era divertido. Pero cuando todo el mundo empezó a reírse de él, ya no era tan divertido. ¿Cómo se puede parar el bullying? Una historia muy especial que nos habla de los niños que no son suficientemente fuertes para afrontar el bullying.

Autor: Jan De Kinder

Editorial: Tramuntana

Compartir: