Cuando mis padres se olvidaron de ser amigos

$425

Mis padres antes eran amigos y todo lo hacíamos juntos, pero luego las cosas empezaron a cambiar. Ellos siempre estaban tristes y cuando se hablaban solo era para discutir.
Yo pensaba que era culpa mía que hubieran dejado de ser amigos, pero ahora sé que a veces los padres se llevan mejor cuando viven en casas diferentes. Pase lo que pase, mi mamá y mi papá nunca dejarán de ser mis padres, y lo mejor de todo es que siempre me querrán.

Autora: Jennifer Moore-Mallinos 

Ilustradora: Marta Fabrega

Editorial El Ateneo

Compartir: